top of page
nororma.jpg

Sierra Norte de Málaga

Archidona es la puerta de entrada de la Sierra Norte. Sus numerosos bares y restaurantes son la oportunidad perfecta para descubrir sabrosos platos de la gastronomía típica de la provincia de Málaga, como la cazuela moruna (que se prepara con pescados azules, como los boquerones o las sardinas), el guisillo de San José (del que existen diferentes versiones y suele llevar ingredientes como los huevos, almendras, fideos, gambas, pan y ajo) o las migas con chocolate.

Algunas localidades tienen sus propias especialidades, como las deliciosas gachas de mosto de Cuevas Bajas. En este pueblo encontramos una enorme variedad de sabores: desde el famoso licor de café llamado ‘Resolí’ al afrodisíaco de la ‘zanahoria morá: el producto estrella de la zona, que ha alcanzado mucha fama en los últimos años y se emplea en numerosos guisos y recetas’.

En los municipios pequeños, como Villanueva de Tapia, Villanueva del Rosario o Cuevas de San Marcos, es típica la matanza del cerdo, por lo que se encuentran deliciosos chorizos, morcillas, chicharrones y todo tipo de embutidos. En estos pueblos también son muy comunes los guisos de caza, como el conejo al ajillo o el arroz con perdiz.

En Villanueva del Trabuco podrás comer las papandúas: unas singulares tortitas de bacalao también conocidas como papuecas o parpuchas en otros pueblos de la Sierra Norte.

Pídelas con unas migas o con un sabroso guiso de patatas.

archidona

Archidona

Motivo de orgullo y uno de los productos “bandera” de la propuesta turística de Archidona es su Gastronomía, la cual ya incluye capítulos de maridaje equilibrado y respetuoso entre tradición y modernidad.


Abanderando su recetario tradicional, la Porra Archidonesa es obligada elección para empezar a “degustar Archidona”; junto a ella: Cazuelilla Moruna, Migas, Gazpachuelo, Papandúas de Bacalao, Relleno de Carnaval, Porrilla de Setas, Guisillo San José, Gachas de Mosto, etc..


Y no podemos terminar sin especial mención de dos genuinos protagonistas: el excepcional aceite virgen extra que producen sus olivares y el singular Mollete de Archidona, anfitrión de lujo para un auténtico desayuno archidonés, maridado con aceite de oliva o alguno de los excelentes productos del cerdo elaborados en la
localidad (chicharrones, asientos de lomo, etc.)

publii.jpg
publii.jpg
cuevas baja

Cuevas Bajas

Los productos cosechados en los alrededores constituyen la base de la gastronomía típica de Cuevas Bajas. La zanahoria morá, el aceite o la harina son algunos de los productos de base más destacados.


Entre los platos que podremos probar en este municipio destacan las migas, la porra fría o las gachas de mosto y tortas de aceite.

La bebida típica de Cuevas Bajas es el resol, que se elabora a base de anís dulce, granos de café y yerbaluisa.

publii.jpg
publii.jpg
Cuevas San Marcos

Cuevas de San Marcos

Aunque la gastronomía de Cuevas de San Marcos es muy amplia, no nos podemos marchar sin haber probado antes el picadillo de zanahoria morada, con zanahorias cultivadas en el lugar, o su salmorejo de verano, que lleva el encanto de utilizar productos de la tierra y sardinas. Mención aparte merece la sobreusa, un guiso caldoso que se realiza con habas y verduras, al que se le incorporan huevos que se cuecen en el propio guiso. Un plato del que uno no se olvida.


Tampoco puedes perderte los productos derivados del cerdo, que vienen de la mano de las tradicionales matanzas que se hacen en el pueblo. Entre ellos, destaca el Relleno de Carnaval, un embutido autóctono de Cuevas de San Marcos que impresiona por su sabor y su llamativo color amarillo.

publii.jpg
publii.jpg
villanueva de algaidas

Villanueva de Algaidas

Los productos de la zona dominan la gastronomía de Villanueva de Algaidas. La porra “crúa”, el salmorejo o el ajoblanco pueden disfrutarse en la localidad.

 

Pero hay que estar atentos al menú, porque en un salmorejo algaideño no encontraremos tomate,sino que se trata de una ensalada con patata, bacalao y naranja.

 

Durante las celebraciones de Carnaval, pide un Relleno de Carnaval. Algunos de los ingredientes que se saborean en este plato tan especial son el huevo, el jamón, el pan rallado, magro de cerdo o el pavo.


Sin duda, un plato perfecto para combatir el frío.

publii.jpg
publii.jpg
Villanueva de tapia

Villanueva de Tapia

La localidad cuenta con una variada gastronomía basada en los productos de temporada y que va cambiando según la época del año. Muchos platos tienen su origen en recetas de antaño.


De esta manera, destacan platos más contundentes que suelen elaborarse en invierno, como la olla de garbanzos o cocido, con tocino y productos derivados del cerdo, y que puede llevar “cardillos”, cuando están en temporada.


También destacan las porras calientes de invierno, como la porra de chivo, de papas, de espárragos o de setas, según la época del año.


La sobrehúsa es un guiso que combina morcilla y habas, que se puede acompañar con huevo cocido en el caldo.

 

En verano, destacan platos más ligeros como la porra fría, el ajoblanco con habas, el gazpacho pimentón y el salmorejo de naranja y bacalao.

También cuenta con una gastronomía basada en las festividades anuales, en la que destacan: El relleno de Carnaval.


En Semana Santa, se continúan preparando platos tan antiguos como el guisillo de la Virgen, un guiso de boquerones con azafrán, limón y perejil, entre otros ingredientes.

El potaje de Vigilia, con bacalao, espinacas o acelgas y las papuecas, una especie de tortas de harina que se fríen en aceite de oliva, que se pueden rellenar de bacalao y acompañar con miel de caña.

publii.jpg
publii.jpg
villanueva del rosario

Villanueva del Rosario

La gastronomía local cuenta con deliciosos platos como la sopa de espárragos, el guiso de tagarninas, la carne con salsa de almendras y las setas fritas.

También destacan los derivados del cerdo, chacinas y chicharrones especialmente, y los guisos de caza con conejo o perdices.


El municipio tiene una huerta de calidad, lo que enriquece indudablemente su cocina.

publii.jpg
publii.jpg
villanuva del trabuco

Villanueva del Trabuco

El plato típico por excelencia es la 'Porrilla de Zetas', además Villanueva del Trabuco cuenta con una gran gastronomía local, como la sopa de espárragos, las ' Papandúas' típicas en Semana Santa, ajo blanco y gazpachuelo o un plato histórico como 'las gachas'.

 

Decir que la base de esta gastronomía son los productos que se cosechan en el municipio como, la miel, los huevos ecológicos ,también destacan los derivados del cerdo, chacinas y chicharrones especialmente, y los guisos de caza con conejo o perdices y por supuesto el 'toque' de calidad lo pone nuestro aceite. El municipio tiene una huerta de calidad, lo que enriquece indudablemente su cocina.

publii.jpg
publii.jpg
bottom of page