top of page
Bienmesabe.jpg

Capital

tortas-malaguen_as-2-700x400.jpg
Pesti_os de vino dulce.jpg

La repostería malagueña denota una marcada influencia andalusí con el uso de productos como las almendras o la miel. La mayoría de los municipios de la provincia de Málaga cuentan en su oferta con uno o varios dulces elaborados con productos de origen árabe que se pueden consumir en cualquier época del año, pero especialmente cuando se celebra alguna fiesta.

 

Del repertorio de dulces típicos destacan los pestiños, los roscos de vino, las tortas de aceite, los borrachuelos, los alfajores, los buñuelos o las arropías (un caramelo hecho con miel cocida). 

 

No menos importantes y exquisitos son los polvorones, mantecados, arroz con leche, las empanadillas rellenas de cabello de ángel, los hornazos, infinidad de variedad de roscos y dulces, la tarta malagueña, el tostón de castañas, el pan de higo, el piñonate, las torrijas de Semana Santa o los roscos de reyes.

 

En HELADOS existe un sabor de helado llamado Málaga que se hace con nata, huevo, pasas y vino dulce”.

Imagen1.jpg
Imagen2.png

Confitería Tejeros.

logo sabor a malaga.jpg

Obrador de Confitería fundado en 1975 en el centro de la ciudad que elabora dulces y tartas de manera tradicional pero con los últimos sistemas de producción, que ayudan a que se distribuyan los productos a toda Andalucía.

 

Los años de la posguerra tal vez no fueron los mejores para crear una empresa, pero Ángeles, trabajadora y valiente, no tuvo tiempo para amilanarse ante los problemas y sí de ponerse el mandil para sacar adelante a su familia con lo mejor que sabía hacer, dulces típicos de su tierra.

 

Desde su cocina salía el olor a borrachuelos recién hechos, rosquillos de huevo y la masa que elaboraba para los mantecados que su hijo, José Ruíz, vendía por las calles malagueñas. Ese niño se convirtió en un hombre con recetas heredadas de su madre que comenzó a utilizar para elaborar dulces artesanales.

www.tejeros.es

Churros

curros.jpg

Ideal para darse un capricho, los churros con chocolate, es un auténtico desayuno de campeones. El churro es una masa de harina de trigo frita en aceite hasta que alcanza su característico color dorado. Se acompañan de chocolate líquido y juntos son una explosión de sabor. Tanto es así que se ha exportado a lugares como Tokio, Londres o Nueva York.

 

Los tejeringos son la variedad tradicional de churros en Málaga.

Se trata de una variedad cuya elaboración es mucho más compleja y artesanal, ya que deben dibujarse totalmente a mano. Su masa ha de estar siempre fresca, al contrario que la de las porras o los churros, que se puede congelar. Reciben su nombre del instrumento en forma de jeringa que se emplea para hacerlos.

Los tejeringos se fabricaban con forma de lazo para facilitar su transporte. Para ello, se introducía el aro del churro en ramas de juncos. De esta forma también se ahorraba en papel a la hora de servirlos.

 

En OJÉN hay un establecimiento que sigue con la tradición de ofrecer a sus clientes esta masa frita mojada.

 

También se pueden pedir los churros normales, llamados allí 'secos', aunque la especialidad de la casa es el 'mojado'.

Semana Santa

Torrijas, borrachuelos, buñuelos…

Todos estos dulces forman parte de la oferta repostera de la Semana Santa de Málaga, un evento religioso pero también gastronómico. En estas fechas la repostería adquiere un protagonismo especial. Y es que, el recetario popular está lleno de dulces típicos que inundan obradores, confiterías y también las cocinas de los malagueños. Endulza la Semana Santa con estas recetas.

 

Borrachuelos Elaborados con masa de harina de trigo frita en aceite de oliva o girasol y recubiertos de azúcar o miel, los borrachuelos suelen estar además rellenos de cabello de ángel o dulce de batata y aderezados con aguardiente o vino blanco. Aunque se toman en Semana Santa, también es frecuente encontrarlos en Navidad.

 

Torrijas. El ingrediente estrella de las torrijas es el pan. Para su preparación se utilizan rebanadas de pan empapadas en vino con miel y especias o en leche, que se rebozan en huevo y después se fríen en abundante aceite. Para darle sabor se suelen aderezar con canela, azúcar o miel.

 

Buñuelos. Los buñuelos también se preparan con harina frita en aceite. A diferencia de los borrachuelos, éstos tienen forma redonda y suelen llevar un agujero en el centro y están recubiertos de azúcar. Suelen tomarse como postre o a media tarde durante la Cuaresma.

 

Pestiños. Suelen consumirse en Cuaresma y en Semana Santa, aunque también es frecuente encontrarlos en Navidad. De origen árabe, están elaborados a base de masa frita hecha de harina y vino. El uso de matalahúva, ajonjolí y canela le dan un sabor singular. Además, suelen estar recubiertos de almíbar de miel o de azúcar.

 

Arroz con castañas. El arroz con castañas y miel de caña es un postre tradicional de Alhaurín de la Torre. Se trata de un plato dulce muy típico de la Semana Santa y como su propio nombre indica, está hecho básicamente de arroz, leche y castañas, junto a otros ingredientes, como la canela, el azúcar y el licor de anís.

Desayunos Típicos

Dicen que para conocer la gastronomía de un lugar debes probar lo que come la gente local. En la Costa del Sol se comienza el día de una manera muy saludable, con unos desayunos basados en la dieta mediterránea. Hoy traemos los más clásicos de la provincia de Málaga.

 

Mollete de Antequera y Archidona

Es el pan más tradicional de la Comarca de Antequera y de la Comarca Sierra Norte de Málaga, aunque se ha extendido a toda la provincia. Su forma ovalada, su delicada miga y su corta cocción lo hacen perfecto para tostarlo y acompañarlo con cualquier relleno. Es conocido en toda Andalucía.

Tostadas con aceite de oliva

El aceite de oliva es una de las señas de identidad de la provincia. Este oro líquido, producido sobre todo en las comarcas de Antequera y Serranía de Ronda, suele verterse sobre una tostada de pan que se acompaña de un café o zumo. Un desayuno muy sencillo pero muy saludable…

 

Pan con aceite, tomate y jamón serrano

Es una evolución del anterior. Es una opción más completa y sabrosa, ya que aporta las vitaminas del tomate y la energía y el sabor inigualable del jamón serrano.

 

El pitufo

Es un pan pequeño, el más típico de Málaga. Se toma tostado con aceite, mantequilla o cualquier ingrediente que se nos ocurra. El más típico es el mixto, con jamón cocido y queso.

En los años 80, la  Panificadora Mateo Luque ideó un bollito pensado en los niños, con un tamaño más reducido. Para promocionarlos lo hicieron utilizando un luminoso con la imagen de los famosos dibujos animados.

 

Manteca colorá

Este desayuno, típico en zonas del interior, te hará tener la energía necesaria para afrontar una dura jornada de trabajo. Su origen lo encontramos en los desayunos de los jornaleros, cuyos trabajos físicos requerían desayunos contundentes.

Esta manteca de cerdo con especias como el pimentón, el laurel y el orégano, entre otras se añade a un pan tostado y juntos forman un desayuno que no te dejará indiferente.

También podemos encontrar otras mantecas muy típicas en los pueblos del interior. Allí podrás desayunar increíbles tostadas con manteca blanca, la zurrapa, los chicharrones o lomo en manteca.

publii.jpg
publii.jpg
bottom of page